Capacitación política profesional

El poder se ha transformado en sus formas de organizarse durante los últimos años, a una velocidad vertiginosa.

La alta competencia política implica un mayor nivel de poder cognoscitivo, la utilización de modernas herramientas tecnológicas y de contacto social, de un orden riguroso en la conformación de estructuras de simpatizantes y facilitadores, de una correcta comunicación con mensajes claros y bien dirigidos, así como comportamientos y actitudes que propicien empatía, credibilidad, accesibilidad, carisma y liderazgo real.

En esencia, la ejecución de un buen gobierno debiera ser la antesala perfecta de la siguiente victoria electoral, que garantice la preservación y la continuidad del poder. Sin embargo, los gobiernos correctos, las políticas públicas adecuadas y el desempeño burocráticoeficiente, exigen de nuevas formas de contacto social que permita conocer, comprender, calificar, aceptar y convencerse de que se va por un buen camino.

El binomio Conquista – ejercicio del poder, requiere dirección estratégica, recopilación y uso eficiente de datos, comunicación en 360°, organización de estructuras humanas, fidelización de partidarios y simpatizantes, así como la renovación de cuadros de dirigencia partidista, clase burocrática y clase política a fin de mantener la hegemonía del grupo ordinante que detenta el poder. 

La competencia y los escenarios electorales han cambiado radicalmente en los últimos decenios. La capacidad de comunicación política, la construcción de imágenes y de liderazgos, el manejo de las redes sociales y de la tecnología de la Información y de las comunicaciones, se han transformado en aspectos esenciales de la competencia por el poder.

En función de lo anterior, la formación de recursos humanos implica actualizar conocimientos sobre la base de las ciencias, reconocer las nuevas técnicas y buenas prácticas que están dando resultados en diferentes países del orbe, sensibilizar a los operadores políticos y a las caras públicas de los proyectos de partido que contenderán en las futuras elecciones. 

La capacitación política se convierte así en una actividad estratégica, en una labor necesaria que permitirá cohesionar y fortalecer equipos de trabajo de alto rendimiento político, acercando la ejecución de la política hacia victorias próximas y logros concretos en la conservación y ampliación del poder público.

Inteligencia Política esta impulsando la formación política de todas aquellas personas e instituciones interesadas en la obtención, manejo y retención del poder.

A través de programas individuales, grupales o corporativos que impacten en el desarrollo político de activistas, aspirantes, candidatos, partidos y organizaciones sociales.

Tenemos una amplia gama de servicios de capacitación de excelencia teniendo como propósito fundamental el fomentar una nueva cultura política.


Quienes participen en nuestros cursos de formación, serán alentados en su vocación política, con base en las exigencias de la alta competencia y la pluralidad política que enfrentamos democráticamente.

Buscamos la profesionalización del ejercicio político y convertirlo en una fuerza transformadora de los mecanismos de organización partidista o independiente, para consolidar una clase dirigente que visualice a la política como el instrumento por el cual se resuelvan las diferencias inherentes a la vida en sociedad.


El quehacer político debe ser el medio para la reforma de las instituciones y el bienestar de la sociedad. México define su nuevo rostro en el marco de la gran tarea de consolidación y reposicionamiento electoral.

Temáticas alternativas de capacitación

Desarrollamos talleres vivenciales, sesiones individuales para funcionarios de alto nivel y grupos de trabajo acorde a las necesidades de su proyecto estratégico.

Comparte este articulo en redes sociales

Artículo escrito por : Carlos A. Anguiano Zamudio
2019/07/29 - 1:31pm

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram